0 Menu

Ataque de Caspa. Sol 12” LP

18.00

Discos Walden

Ataque de Caspa fueron un grupo de los ochenta cuya carrera acabó antes de llegar a grabar más que una maqueta de seis canciones. En mayo del 2011 Gramaciones Grabofónicas recuperó estas canciones en un disco, ahora agotado, que reunía las canciones originales del grupo junto con versiones de las mismas hechas por grupos actuales como Los Punsetes, Linda Mirada o Klaus & Kinski. En noviembre de ese año el grupo se reunía para dar el que era su primer concierto en más de cuatro lustros, el cual fue un éxito de público y del que se hicieron eco montones de medios de comunicación.

Con aquel interés renovado por lo que hacían, los miembros le cogieron el gustillo a lo de juntarse para ensayar, lo que se ve reflejado en “Sol”, el primer disco oficial en su carrera. Aparece en una edición en vinilo limitado a 300 copias, co-editado a tres bandas entre Discos Walden, Vanishing Point y Discos Garibaldi. El disco fue grabado y masterizado entre 2012 y 2013 por Joaquín Rodríguez de Los Nikis y contiene diez canciones: dos grabaciones nuevas de temas clásicos revisitados (“La Pesca” y “Nigeria”), una versión de The La’s (“Ahí estás”) y siete canciones nuevas.

La primera cara del disco de Ataque de Caspa viene delimitada por “Sol” y “Sal”, que casi marcan los bordes del pop perfecto más que de este lp: desde el tono luminoso de la primera al momento en el que Carmen alarga una palabra al final de la segunda para convertirla en un aaaaaaaah sostenido asistimos a las cotas más altas a las que puede llegar una melodía pop, casi una lección para otras bandas más que meras composiciones. Entre medias queda la nueva versión de “Nigeria”, el medio tiempo de lera amarga e indecisa “Absurdo” y “Día Esperado”, de teclados festivos y contagiosa hasta decir basta. La cara opuesta, a su vez, ve cómo se posicionan en sus extremos dos canciones que Ataque de Caspa tuvieron que idear y grabar a última hora y con prisas por no ser suficientes ocho pistas para lanzar un disco. Y no pasa nada, porque el grupo funciona bajo presión todavía mejor que a su ritmo despreocupado: de nuevo dan pautas a quien quiera seguirlas sobre cómo ejecutar una canción perfecta en “Cerca”, mientras que la destartalada “Gritar” muestra su faceta más lo-fi y ruidosa. Y entre una y otra dejan otra nueva pieza amarga –la anticonformismo “Cruasán”-, una versión distinta –e igual de fascinante que la original- de su gran éxito “La Pesca” y una adaptación al castellano del conocido hit “There She Goes” de The La´s, cuya estructura lírica original era deudora con la que tenían los madrileños en sus orígenes. Es el único guiño al pasado que se permiten en todo el disco, ya que aquí, en “Sol”, todo es nuevo y la manera de aproximarse a la composición es otra. Distinta y a la vez igual de perfecta.