0 Menu

VVAA. Sonámbulo: Un viaje por los mundos de Nicolás 12" LP

12.00

Discos Walden Afeite Al Perro publican “Sonámbulo”, un disco homenaje a Nicolás.

Nicolás Martínez Cerezo (Madrid, 1958) habita en un universo propio lejano y luminoso que él mismo se ha encargado de construir y que es también el mundo que habita su mítica Gorda de las Galaxias, hito del cómic nacional publicado en la revista Zipi y Zape durante los años 1984-1988. Un universo que nace de la imaginación de otra forma de vida, de un mundo nuevo y libre (quizás el mismo que anunciaba Durruti) y de una insaciable necesidad de crear, lo que hace de él un artista puro, original, único y cristalino. Un universo en el que viven también Syd Barrett, los Beatles de la Morsa y el Señor Cometa, el Elton John más solitario, Alicia Liddell, Buster Keaton y un sinfín más de referentes culturales musicales, literarios y cinematográficos.

“Sonámbulo” es un homenaje, una celebración y una reivindicación de la obra y figura de este maravilloso y singular artista, creador de los tebeos infantiles más alucinantes, alucinados y alucinógenos (sólo comparable en mi opinión al Pulgarcito de Jan y al Pumby de Sanchis) que se han publicado jamás. Tebeos subversivos en su absoluta libertad y desbordada imaginación que marcaron a fuego el córtex cerebral de una generación de niñas y niños que se perdían cada semana en una explosión de formas, colores y tipografías serpenteantes y en unas historias que no entendías de reglas ni leyes, sino de bondad e inocencia.

El disco, editado por Discos Walden y Afeite Al Perro, coordinado por Atomizador y con diseño artístico del propio Nicolás, reúne canciones inéditas de un grupo de músicos (muchos también artistas gráficos) cercanos en espíritu al propio Nicolás: el pop psicodélico colorista de Aries (Vigo-Bilbao), el art-brut electrónico en ácido de Grosgoroth, el pop de cuento fantástico de Pablo Prisma, el psych-pop marginal de Atomizador, el Doo Rag’n’roll inclasificable de Los Caballos de Düsseldorf, la psicodelia existencialista de Anti S, el tropicalismo triposo de J.G.G., el prog-punk multicolor de Djalminha y el himno de Paisana “La Gorda de las Galaxias”.

Por desgracia, el universo de Nicolás también es un refugio de la trágica e injusta realidad económica que vive su creador. Por ello, todos los beneficios de este disco van destinados a ayudar a mejorar esta situación.

¡Viva el arte libre y los mundos de Nicolás!

Jose Atomizador.